Foto: CapturaYoutube

No puedo dejar pasar por debajo de la mesa la producción de un comercial que glorifica y realza la idiosincrasia venezolana

Adidas lanzó un comercial con la Federación Venezolana de Fútbol, que plasma de una manera brillante la transición del fanatismo “pastelero” al orgullo por la mezcla de los tres colores de nuestra bandera.

Varias críticas surgieron en Twitter, de gente que como siempre habla por hablar y que intenta en todo momento buscarle las cinco patas al gato. De gente que carece de sentido común, que carece de patriotismo.

El comercial no hace más que mostrar unos de los pocos sentimientos de este país que no divide, sino que por el contrario une a los rojos con los azules, a los negros con los blancos; para celebrar juntos los triunfos de un equipo que ha crecido como la espuma, y para darle ánimo en las derrotas que no son más que aprendizaje tras aprendizaje.

Una vez más hacemos historia y le mostramos al mundo entero que Venezuela es grande y que a pesar de los problemas, de las fallas y de cualquier otra situación que ponga en peligro nuestra estabilidad; somos capaces siempre de aportar lo positivo y de luchar por ser mejores cada día.

Gracias Vinotinto.


Samuel Morales Escuela

About these ads