Foto: @Ninagar – Twitter

Por un ajuste de cuentas fue el tiroteo de este viernes en la estación de metro Chacao, según indicó el director de PoliChacao, Carlos Vargas

Un ajuste de cuentas dejó a un hombre muerto, de 24 años de edad, a mitad de calle. También dejó un herido, tres detenidos y el tenso ambiente generado en el andén de la estación Chacao.

En el lugar de los hechos se recolectaron 6 conchas, un proyectil y un cuchillo. Estas evidencias se quedan cortas para la cantidad de elementos similares que viajan en el subterráneo todos los días.

Señalar culpables a estas alturas se torna inútil, cuando hablamos de una inseguridad que, cómo dicen, “se está llevando a la gente”. Se está llevando a todo el mundo… a artistas, mánagers, políticos, sindicalistas, escoltas, ex gobernadores, hijos de diplomáticos, entre otros.

Esos son los que se cuentan, los que salen a la luz. Las grandes personalidades y los que mueren en el Metro de Chacao. Por otro lado, la gente común se convirtió en un simple número que se repite todos los lunes en la Morgue de Bello Monte.

Políticas gubernamentales en materia de seguridad se han querido implementar 13 años después de la muerte del “gentío”. ¿A dónde se tiene que llegar para actúen los que deben actuar?

Lanzaron una denominada “misión seguridad” que no tiene ninguna misión, o que por lo menos no se ha cumplido.

Mientras tanto nos toca bajar la cabeza y comentar lo común… “Que lástima, esto cada vez está peor vale”, sin darnos cuenta que la culpa la tenemos todos por conformarnos con ver partir a los demás, sin pensar que mañana podemos ser uno de los tantos números de Bello Monte.

Samuel Morales Escuela

Anuncios